Translate

Etiquetas


miércoles, 4 de julio de 2012

ANÁLISIS DE “MALAS NOTICIAS (TOO BIG TO FAIL)” (I)

En mi blog de cine, he comentado, con motivo de su salida en formato DVD, la película para televisión Malas noticias (Too big to fail), la cual narra la quiebra de Lehman Bothers y todos los pasos protagonizados por el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, para evitar el colapso del sistema financiero norteamericano (aquí está el enlace por si quieren leer un análisis estrictamente cinematográfico del film: http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/07/malas-noticias-too-big-to-fail-o.html). Esta cinta es muy recomendable para quien esté interesado en temas financieros y para aquellos que quieran hacerse una idea sobre el contexto en que tienen lugar las decisiones políticas y el clima que envuelve a las mismas. Aunque, con este tipo de entradas, solemos avisar para que aplacen su lectura hasta después de ver la película, creo que, en este caso, el tener, previamente, unas notas sobre la trama quizás pueda ayudar a su comprensión (teniendo en cuenta que durando la cinta poco más de 90 minutos, su contenido es más que denso).

Asimismo, el análisis del film nos va a permitir enlazar varios puntos tratados a lo largo de varias entradas del blog y aplicar las enseñanzas que se derivan de los temas que se desarrollan al caso español, ya que los paralelismos son varios y coincidentes en lo esencial.

1.- LA DESREGULACIÓN FINANCIERA.- En el imaginario colectivo, la quiebra de Lehman Brothers aparece como el origen de todos los males que ahora nos aquejan. Aunque dicha quiebra es el arranque de la historia que se nos narra, mientras aparecen los títulos de crédito se nos muestra una de la raíces de la crisis: la desregulación financiera emprendida tanto por Administraciones republicanas (con Reagan) como demócratas (con Clinton). La famosa Glass-Steagall Act, que había separado la actividad de los bancos comerciales (dedicados al negocio financiero más tradicional) de la de los bancos de inversión (centrados en actividades de mayor riesgo), se reformó para que la legislación bancaria tuviera una mayor laxitud y no hubiera una separación tan radical de actividades. (Lo que ya no se dice en la película es que todo ello no dejaba de estar relacionado con el fin del patrón cambios-oro, hecho que analizamos en una entrada anterior del blog: http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2011/10/rio-arriba-o-cual-es-el-origen-de.html y dicho fin encuentra una razón aún más de fondo en la caída del crecimiento de la productividad en Estados Unidos: http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2011/09/rio-arriba-o-cual-es-el-origen-de.html , hecho que explica la necesidad de recurrir a medidas de carácter monetario y financiero para sostener aumentos en el nivel de vida de la población. Sólo que este tipo de medidas demuestran ser insostenibles a largo plazo sin un respaldo de la economía real...)


2.- EL PROBLEMA DE LEHMAN BROTHERS.- El desenlace del proceso de desregulación es al que empezamos a asistir en las primeras secuencias, cuando Harry Paulson (interpretado por un magnífico William Hurt), en mayo de 2008, tiene que lidiar con los problemas que atraviesa el banco de inversión Lehman Brothers.







Dicho banco, presidido por Richard Fuld, atraviesa un proceso similar al que ya describimos cuando analizamos el film Margin Call (http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2011/11/analisis-de-margin-call.html): ante el estallido de la burbuja inmobiliaria, los procesos de titulización hipotecaria se habían empezado a paralizar y, en los balances de la entidad, aparecían retenidas una gran cantidad de préstamos hipotecarios, por los que los inversores no estaban dispuestos a pagar el valor nominal de las mismos. Es decir, existían unas pérdidas latentes que socavaban seriamente la solvencia del banco.







Llovía sobre mojado, porque ya con anterioridad (marzo de 2008) había caído Bear Sterns en el mismo problema, de forma que había tenido que ser rescatada mediante su adquisición por JP Morgan, con financiación de la Reserva Federal. (En un momento de la película, uno de los miembros del equipo de Paulson habla del “rescate de Bear Sterns”, pero la Secretaria Adjunta le corrige inmediatamente y le indica que no hable de “rescate”, de modo que pasa a llamarlo “muy grande paquete de ayuda a la compra de Bear Sterns, que fue creado en previsión”. ¿A qué les suena esto?).








Pero Lehman era un banco de mayor dimensión que Bear Sterns, de forma que la solución se presentaba más complicada. Y, ante ello, la reacción tanto de los directivos de la entidad (con un presidente desconectado de la realidad y completamente inconsciente de la auténtica naturaleza de los hechos) como de las autoridades (con unos instrumentos legales e institucionales completamente inadecuados para la nueva realidad financiera) fue tardía, lenta e inapropiada. Lo que revela este hecho es la existencia de una legislación obsoleta para atender a los problemas de las llamadas “entidades sistémicas”, es decir, entidades con gran volumen de activos, cuya bancarrota sería una amenaza para la economía global. Instituciones creadas a raíz de la Depresión del 29, como FDIC (el Fondo de Garantía de Depósitos de Estados Unidos), podían ser eficaces ante bancos pequeños cuando el sistema financiero tenía un menor grado de concentración. Pero ante el volumen que manejaban los mayores bancos en los rankings actuales, no se disponía de recursos suficientes para hallar una solución sencilla.


3.- EL PROBLEMA SE TRANSMITE A FREDDIE MAC Y FANNIE MAE.- Freddie Mac y Fannie Mae son las dos instituciones financieras norteamericanas dedicadas al negocio hipotecario, que contaban con la garantía del Estado y que fueron creadas para facilitar el acceso equitativo de todos los segmentos de población a la adquisición de vivienda (en este punto, hay que conectar el comportamiento del mercado hipotecario con lo sucedido con las cifras de crecimiento de productividad; la reducción de las mismas fue un factor clave para frenar el proceso de mejora de distribución de la renta que se vivió después de la II Guerra Mundial, aunque este sería un tema que requeriría un análisis más detallado…). Las hipotecas concedidas por los bancos podían ser traspasadas a Freddie Mac y Fannie Mae, las cuales, a su vez, las hacían líquidas mediante procesos de titulización. El estallido de la burbuja tuvo su origen, precisamente, en las hipotecas más arriesgadas (las concedidas a los clientes con menor poder adquisitivo y con mayor porcentaje del valor de tasación sobre el importe del préstamo), a partir del momento en que empezó a repuntar su morosidad y ello afectaba de lleno a las dos entidades hipotecarias, las cuales, precisamente, garantizaban las hipotecas a los colectivas más desfavorecidos. Como consecuencia de las pérdidas que empezaron a sufrir, el gobierno norteamericano se vio obligado, en septiembre de 2008, a nacionalizar ambas entidades para evitar la desaparición de las mismas.


4.- EL PROBLEMA SE TRANSMITE A AIG.- Pero la transmisión de la crisis no se detuvo en Freddie Mac y Fannie Mae. Cuando se llevaron a cabo los procesos de titulización, las entidades eliminaban definitivamente las operaciones de sus balances suscribiendo un seguro de impago de préstamos. La compañía AIG (American International Group Inc.) fue la que concentró las operaciones de aseguramiento, de forma que, cuando la morosidad empezó a subir, las pérdidas se cebaron en ella y pusieron en peligro su existencia. Una caída de AIG hubiera provocado la desaparición de millones de primas de seguro en todo el mundo y la obligación de muchas entidades de reasumir riesgos hipotecarios, provocando, casi con toda seguridad, el colapso del sistema financiero mundial. En el mismo día que el Secretario del Tesoro norteamericano decía que no podía salvar Lehman Brothers porque no se debía emplear más dinero público en salvar entidades financieras, se hacía público que el Gobierno se vería obligado a inyectar capital en AIG para evitar una catástrofe a nivel mundial… El caos empezaba a adueñarse de la situación.







5.- EL PROBLEMA SE TRANSMITE AL ENTORNO INTERNACIONAL.- Además, todo ello se complicaba por el entramado internacional que rodeaba al problema. El déficit exterior norteamericano, que le obligaba a endeudarse con el extranjero, provocaba que otros países, como China y Rusia, hubieran invertido grandes cantidades de dinero en deuda pública norteamericana y en títulos emitidos por Freddie Mac y Fannie Mae, entre otras entidades. La poco efectiva gestión de la crisis había empezado a preocupar a estos países, que llegaron a amenazar a Estados Unidos con retirar todos los fondos del país, provocando su quiebra, si no atinaban con soluciones eficaces a los problemas de deuda existentes. Pero no sólo se quedaba ahí las dificultades en el contexto internacional. Cuando, tras un intenso y caótico fin de semana, se decide que Barclays (banco británico) adquiriera Lehman Brothers y Bank of America compre Merrill Lynch, el regulador británico informa a Paulson de que no va a autorizar a Barclays de que realice dicha adquisición. Precisamente, aquí se detecta uno de los puntos negros a resolver en el futuro: ¿tiene sentido que una actividad que se realiza a nivel mundial cuente con legislaciones, supervisores y reguladores bancarios nacionales? (La futura creación de un supervisor bancario europeo va en el sentido de resolver esta falla).










6.- EL PROBLEMA SE TRANSMITE A LA ECONOMÍA REAL.- Cuando, tras la negativa del supervisor británico, la compra de Lehman se viene abajo, a esta no le queda otro remedio que solicitar su quiebra. No sólo eso: el mismo supervisor británico retiene los depósitos de la filial de Lehman en el Reino Unido. El pánico de inversores y depositantes, que temen que se repita el mismo hecho en Estados Unidos, empieza a provocar la huida de depósitos en los bancos de inversión supervivientes (Merrill Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley) y, con ello, las posibilidades de dar financiación a familias y empresas. Cuando el presidente de General Electric, Jeffrey Immelt, llama a Paulson diciendo que tiene problemas para financiar la actividad de la compañía, la tensión alcanza el punto máximo. En este punto, la crisis ya ha saltado a la economía real…






La semana que viene, terminaremos con el análisis de la película…





2 comentarios: