THE TIMES THEY ARE A-CHANGIN'... (*)


EL DEDO EN EL DATO

Entra en LaBlogoteca a valorar este blog








Hoy, vamos a tratar un tema indirectamente conectado con el de la entrada de ayer (la fusión en el seno del Grupo Santander) ya que vamos a referirnos a distintas noticias aparecidas en los últimos días en relación a distintas entidades financieras:

1.- 11 de diciembre de 2012.- Se anuncia que el banco HSBC pagará 1.500 millones de euros para cerrar un caso de blanqueo de dinero (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/11/economia/1355182816.html). El pago se efectúa en razón de un acuerdo alcanzado con las autoridades de Estados Unidos para cerrar una investigación por lavado de dinero de Irán y de los cárteles mexicanos de la droga. HSBC estaba siendo investigada desde hace casi cuatro años por, supuestamente, haber facilitado la transferencia de miles de millones de dólares a favor de países sujetos a sanciones internacionales, como Irán, y de los cárteles mexicanos del narcotráfico. Ese mismo día, también se anuncia que otro banco británico, Standard Chartered, pagará una multa de 327 millones de dólares por haber ocultado a las autoridades reguladoras de Estados Unidos durante años miles de transacciones con entidades iraníes sujetas a sanciones económicas en este país.

2.- 12 de diciembre de 2012.- Se hace público que el banco alemán Deutsche Bank está siendo investigado por una presunta evasión de impuestos relacionada con el comercio de certificados de emisiones de CO2 (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/12/economia/1355311676.html). En el fraude, habría colaborado una banda internacional que habría defraudado al Estado cientos de millones de euros en impuestos. La investigación alcanzaría a uno de los consejeros delegados de la Entidad y a su director financiero. En un comunicado, el banco aseguró que está colaborando con la investigación que la Fiscalía de Frankfurt lleva a cabo desde primavera de 2010 sobre el presunto fraude fiscal.

3.- 14 de diciembre de 2012.- Se anuncia que UBS podría enfrentar a una multa de 770 millones de euros por la manipulación del Libor (http://www.europapress.es/economia/noticia-ubs-enfrenta-multa-770-millones-escandalo-libor-20121214091849.html). En el día de hoy, se informa de que la sanción definitiva será superior a los 1.170 millones de euros (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/19/economia/1355905025.html), debiendo pagar dicha cantidad a los reguladores financieros de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza (1.200 millones de dólares -en torno a 906 millones de euros- irán a al Departamento de Justicia y la Comisión de comercio de futuros de materias primas de Estados Unidos, 160 millones de libras -aproximadamente, 196 millones de euros- a la Autoridad británica de Servicios Financieros y 59 millones de francos suizos -en torno a 48 millones de euros- al supervisor bancario suizo FINMA). Con anterioridad, Barclays ya había tenido que hacer frente a una sanción de 363 millones de euros (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/27/economia/1340819077.html). Como recordarán, la investigación que ha dado lugar a estas sanciones reveló la manipulación que, en el período entre 2005 y 2009, se había producido, por parte de determinadas entidades, de la manipulación de los datos utilizados para el cálculo del Libor (London Interbank Offered Rate), referencia similar al Euribor que se utiliza en nuestro país (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/27/economia/1340819077.html). Con ello, habían distorsionado el coste de gran número de operaciones financieras que se basan en el mencionado índice para calcular los intereses que deben ser desembolsados.

4.- 18 de diciembre de 2012.- La Audiencia Nacional acuerda la libertad provisional para Hervé Falciani (http://www.elconfidencial.com/economia/2012/12/18/falcani-el-lsquoladron-de-datosrsquo-suizo-queda-en-libertad-provisional-111394/), quien es más conocido como el "ladrón de datos suizo". Falciani extrajo de la entidad bancaria donde trabajaba, el HSBC, en su sede en Ginebra, 130.000 ficheros de evasores fiscales de todo el mundo. Suiza pide su extradición, con el fin de juzgarle por el delito de revelación del secreto bancario. La Fiscalía apoyó la concesión de la libertad provisional (http://www.elconfidencial.com/espana/2012/12/13/falciani-la-pesadilla-de-los-evasores-a-suiza-puede-quedar-libre-con-el-apoyo-de-la-fiscalia-111087/), alegando la actitud colaboradora del acusado, quien ha entregado datos de evasores fiscales en España y en otros países, tanto de la Unión Europea como de Estados Unidos. La información aportada por Falciani sirvió para identificar a más de 8.000 supuestos defraudadores franceses (quienes, a raíz de la regularización que se les "invitó" realizar, tuvieron que pagar al fisco galo unos 1.200 millones de euros). Las autoridades francesas también entregaron datos al Gobierno español, el cual identificó a 659 presuntos defraudadores que habrían podido evadir más de 6.000 millones de euros (el caso más sonado al que hace referencia el enlace anterior es el de Emilio Botín, presidente del Banco Santander: http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/2011/inspectores-hacienda-botin-fraude-suiza-20110628-80686.html y http://www.rtve.es/noticias/20120522/audiencia-nacional-archiva-causa-contra-familia-botin-fraude-fiscal/530679.shtml). Existen serias dudas sobre si Falciani va a ser finalmente extraditado ya que el delito por el que se le acusa no existe en el ordenamiento penal español. Es imposible no relacionar toda esta compleja trama con los los profundos cambios que han tenido lugar en la regulación del tradicional secreto bancario en Suiza, cambios que han venido forzados por la presión conjunta de Estados Unidos y la Unión Europea: http://elpais.com/diario/2010/03/14/negocio/1268574746_850215.html). Ahora, en caso de existir sospechas fundadas de fraude fiscal, las autoridades suizas están obligadas a aportar información bancaria del presunto defraudador cuando el país acusador la demande. 

¿Qué ponen de manifiesto todas estas noticias? Varios puntos, algunos ya conocidos y otros que resultan novedosos:


1.- En primer lugar, hace ya muchos años que se sabe que, en los casos de blanqueo de capitales o de simple evasión fiscal, la participación de determinadas entidades financieras juega un papel fundamental para lograr dar salida al dinero obtenido en actividades ilícitas o, simplemente, que han eludido el control del fisco. Por ello, todas las entidades tienen que cumplir crecientes requisitos de suministro de información a las haciendas públicas y establecer, progresivamente, cada vez más mecanismos de control para evitar que las transacciones bancarias sean utilizadas para blanquear capitales de procedencia dudosa. Todo ello, desarrollado en un contexto de prosperidad económica y reforzado por los atentados del 11 de septiembre, se ve estimulado en las circunstancias actuales por la situación de crisis, de acumulación de déficits públicos y de gran inestabilidad en los mercados. Por lo tanto, la intensificación del afán regulador sobre las entidades financieras se vislumbra como una tendencia que se va a consolidar en el medio plazo.

2.- Sorprende, en los últimos escándalos, la magnitud de las entidades implicadas. Ya no se trata de entidades de dimensión media con un papel limitado en el funcionamiento del sistema financiero. Estamos hablando de entidades muy importantes (HSBC, Deutsche Bank, Barclays, UBS...). Y, a pesar de ello, la acción sancionadora no ha sido ni dubitativa ni timorata. Parece claro que las necesidades financieras de los Estados, el rechazo generado por determinadas prácticas de las entidades, las cuales han salido a la luz debido a la crisis (es paradigmático, en este sentido, el éxito alcanzado por el documental Inside Job: http://www.sonyclassics.com/insidejob/) y los bruscos movimientos que han tenido lugar en muchos mercados financieros (algunos de ellos, debido a maniobras relacionadas con el abuso de posición dominante y la utilización de información privilegiada) obligan, cada vez más, a no frenar la posible acción punitiva cuando la misma afecte a las entidades de mayor tamaño. En el futuro inmediato, cabe esperar una intensa acción reguladora que impida la repetición de los fenómenos que subyacieron a la crisis financiera originada en el año 2007.

3- La dimensión final del asunto es el incremento de limitaciones y restricciones que, previsiblemente, van a sufrir los paraísos fiscales. Para solucionar el abismo fiscal o fiscal cliff en Estados Unidos (http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2012/11/al-borde-del-precipicio.html), la subida de impuestos a las rentas más altas se vislumbra como una opción que se dibuja con fuerza en el horizonte. Ante la posibilidad de que muchos patrimonios vayan a paraísos fiscales para eludir los aumentos de tributación, parece claro que Estados Unidos va a presionar para reducir esta posibilidad a su mínima expresión. Ello supone que muchos enclaves que, actualmente, tienen la condición de refugios financieros privilegiados (islas Caimán, islas Seychelles, islas de Jersey y Guernsey, Gibraltar, Andorra, Mónaco, Liechtenstein...) pueden sufrir un cambio radical de status.

Este cambio de tendencia, que supondría una ruptura respecto a las regulaciones más laxas aplicadas en los últimos treinta años, merece ser tenida en cuenta porque, hasta la fecha, en España no se han tomado medidas en el mismo sentido. No ha habido respuestas ejemplarizantes ni a las bancarrotas de entidades ni a la comercialización inadecuada de productos financieros entre clientes con perfiles inapropiados, no ha habido una corrección normativa para que no se vuelvan a repetir las causas de la crisis financiera actual y se ha legislado para apagar los fuegos que iban apareciendo antes que atendiendo a una perspectiva a largo plazo. Lo que está sucediendo a nivel internacional nos muestra que, en realidad, nos estamos alejando de la tendencia que se está imponiendo y que, lejos de parecer improvisada o sin fundamento, se percibe como la respuesta correcta a los abusos del pasado.

(*) El título de la entrada de hoy corresponde al de una famosa canción de Bob Dylan, recogida en el álbum homónimo de 1963.

Comentarios

  1. Buscando el dedo en el voto me he encontrado el dedo en el dato. El dedo es más importante de lo que parece.

    La economía es complicada, menos mal que puedes encontrar sitios como este que te ayuden a entender cosa. Aunque me temo que no es todo lo predecible que quisierais los expertos.

    He llegado hasta aquí a través de la Blogsofera. Te invito a conocer mi blog
    www.ToupeiraToupeiro.es
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario