Translate

Etiquetas


domingo, 27 de noviembre de 2011

ANÁLISIS DE MARGIN CALL



Hoy, vamos a optar por una entrada un poco más relajada, que nos permita distraernos de tantas tensiones. El pasado 21 de octubre se estrenó en los cines la película Margin call, la cual ya comenté en mi blog dedicado al cine (http://cineartemagazine.blogspot.com/2011/11/margin-call-y-las-aventuras-de-tintin.html). En esta ocasión, vamos a analizar el film desde el punto de vista económico, para explicar qué ocurre en la historia. Sobra decir que, quien no la haya visto, y no quiera conocer detalles sobre su trama, aplace la lectura de esta entrada hasta que haya podido verla.

La película empieza cuando, en una situación de crisis económica, un banco de inversión afronta una reducción de plantilla y debe comunicar a los afectados que han sido despedidos. Uno de ellos es Eric Dale, jefe de control de riesgos de la entidad. 



Una vez que es informado de la noticia (lo cual viene acompañado, prácticamente de inmediato, por la cancelación de su cuenta de correo electrónico y de su línea de teléfono móvil, de forma que le resulta imposible ponerse en contacto con ninguno de sus compañeros), su principal preocupación es pasar un pendrive, con un fichero sobre el que estaba trabajando (relativo a datos de las operaciones del banco) a alguien que pueda interpretar la información que allí se recoge. Un poco por azar, el destinatario resulta ser Peter Sullivan, un analista de breve trayectoria en la entidad, pero con estudios de ingeniería, de forma que posee los conocimientos matemáticos suficientes para comprender el fichero que ha recibido. Ya por la noche, y terminada la jornada normal de trabajo, se dedica a escudriñar la información y llega a una conclusión devastadora. Es importante detenerse aquí, porque para la mayoría de la gente con quien he hablado es el punto en el que pierde el hilo de la trama.



Lo que este analista descubre es que la volatilidad en el mercado de activos hipotecarios se ha disparado con carácter sistemático, por encima de lo que la operativa del banco considera como máximo valor posible. Ello sería el origen de unas pérdidas en la entidad que acabarían con todo su capital social y, en consecuencia, lo llevarían a la insolvencia y a la bancarrota. ¿Qué importancia tiene la volatilidad del mercado de cara a la valoración de los activos del banco? Vamos a explicarlo.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

PROGRAMAS ELECTORALES 20-N (y 4): UPyD y CONCLUSIONES


Al igual que el de IU-LV, aunque en menor grado que este, el programa de UPyD también concreta y cuantifica en mayor medida que las propuestas de los partidos mayoritarios. Las principales medidas económicas que defiende podemos agruparlas en x apartados. En conjunto, se trata de un programa muy bien desarrollado, que pone énfasis en los elementos críticos que hay que afrontar:

A.- POLÍTICAS DE AHORRO DEL GASTO PÚBLICO SUPERFLUO Y ELIMINACIÓN DE DUPLICIDADES

* El objetivo es reducir en 42.000 millones € (4 % del PIB) el gasto público superfluo por los siguientes procedimientos:
a.- Reforma constitucional que deslinde claramente las competencias autonó­micas y locales de las estatales, evite duplicidades, cierre definitivamente el mo­delo autonómico y devuelva al Estado las competencias de educación y sanidad (manteniendo su gestión descentralizada) para garantizar la misma calidad en toda España.
b.- Aplicar en todas las administraciones métodos presupuestarios que se inspi­ren en la filosofía del presupuesto base cero, en vez de en la incrementalista.
c.- Normas comunes que limiten el número máximo y tamaño de unidades administrativas en las Comunidades Autónomas, es decir, de consejerías, parla­mentarios y personal de libre designación, así como los automóviles oficiales, dietas por representa­ción y teléfonos móviles en todos los niveles de la administración.
d.- Estudiar los presupuestos, los umbrales de déficit, el endeudamiento y el grado de servicio público que ofrecen los medios audiovisuales públicos, a fin de proponer su reforma, redimensionamiento, privatización o cierre.
e.- Cierre de aeropuertos y líneas de AVE sin tráfico suficiente, adaptándolas a otros posibles usos. Programa de evaluación de todas las infraestructuras existen­tes y futuras con arreglo a criterios de coste-beneficio y de sostenibilidad energé­tica y medioambiental.

f.- Supresión de los organismos administrativos autonómicos redundantes que du­pliquen los del Estado.
g.- Establecer bandas salariales obligatorias por categorías para todos los funcionarios y altos cargos autonómicos o municipales, que tomen como referencia las remunera­ciones de los niveles correspondientes en la Administración General del Estado cuando realicen la misma función en cualquier administración.
h.- Reducción drástica (sobre un 80%) de los 5.000 entes no administrativos de distinta naturaleza jurídica (empresas públicas, fundaciones, observatorios, sociedades mercan­tiles…) de Comunidades Autónomas y ayuntamientos, estudiando en cada caso las posi­bilidades de recolocación de los trabajadores afectados.
i.- Establecer límites legales al crecimiento del gasto de todas las CCAA, de forma si­milar a los límites del déficit, con mecanismos de penalización en caso de incumplimien­to. Los límites de gasto serán congruentes con las previsiones de ingresos y los objetivos de déficit, así como con los objetivos globales del país. Si el comportamiento presupues­tario autonómico provoca incumplir compromisos europeos que lleven aparejados san­ción, ésta se trasladará proporcionalmente a las Comunidades Autónomas responsables.
j.- Mecanismo de coordinación presupuestaria previa entre las Comunidades Autó­nomas y el Estado, equivalente al “semestre europeo” comunitario, para su supervisión por el Consejo de Política Fiscal y Financiera.


PROGRAMAS ELECTORALES PARA EL 20-N (3): IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES


El programa de IU-LV, más allá de las medidas concretas que propone, está enmarcado dentro de un propósito general que el programa define como “una revolución económica como base e inicio de una alternativa global al capitalismo” y que, en el plano político, se refleja en el postulado de que “necesitamos un cambio sustancial que conlleve un giro económico, social, cultural y ético radical. A tal cambio la izquierda le llama la III República”. Si nos ceñimos a las propuestas económicas que el programa incluye, llama la atención que, frente a PSOE y PP, sí cuantifica en mucha mayor medida las medidas que defiende (tanto en objetivos como en medios). Los ejes del programa económico se centran en los siguientes puntos:

A.- MÁXIMA PRIORIDAD PARA EL EMPLEO.

A.1.- Se propone para 2012, un Plan de Choque por el Empleo:

* Un Programa de empleos verdes que comprendería reforestación, explotación y mantenimiento de superficies forestales (que supondría la creación de 300.000 empleos).
*  Un Programa de rehabilitación sostenible de viviendas residenciales (200.000 empleos).
* Un Plan de Empleos Sociales, para asegurar el pleno desarrollo de la Ley de Dependencia y mejorar salud, educación (especialmente de 0 a 3 años) y determinados servicios de la Administración (170.000 empleos).
* Un Plan de Formación/Empleo para atender la situación de parados que hayan agotado sus prestaciones, en colaboración con los Ayuntamientos y combinando trabajo y formación. (300.000 empleos, incluidos 20.000 formadores).
* Reducir por Ley la Jornada Laboral a 35 horas (manteniendo igual retribución).La compensación de la reducción de jornada en las empresas y las Administraciones Públicas, generaría 400.000 puestos de trabajo, según sus estimaciones.
* Para ayudar a la pequeña y mediana empresa y trabajadores autónomos para crear el empleo compensatorio derivado de la disminución de la jornada laboral, se establecería una exención en las cotizaciones patronales a la Seguridad Social por importe de 8.000 millones de euros.
* Aumento de la inversión pública creadora de empleo:
- Un Acuerdo-Marco con empresas de servicios básicos (agua, gas, electricidad, etc.) (50.000 empleos).
- Un Plan de Inversión en infraestructuras de proximidad. (80.000 empleos)

PROGRAMAS ELECTORALES PARA EL 20-N (2): PROGRAMA ELECTORAL DEL PARTIDO POPULAR


Sin duda, el programa del Partido Popular es el más amplio de los cuatro y el único que, en cada apartado, antes de enumerar el catálogo de medidas propuestas incluye claramente el diagnóstico sobre el que se asienta el mismo. Aunque también incluye un epígrafe dedicado a los objetivos, los mismos no son cuantificados, por lo que se quedan en meras declaraciones de intenciones. El programa se articula en torno a 6 ejes: crecimiento y generación de empleo, mejora de la educación, garantía de la sociedad del bienestar y de la protección social, reforma y modernización del sector público, fortalecimiento institucional y regeneración política y proyección exterior. Al igual que ocurre con el programa del PSOE, tampoco se llega, en general, a un nivel suficiente de concreción como para hacer un juicio preciso del conjunto de medidas.

A.- GASTO PÚBLICO Y ADMINISTRACIONES PÚBLICAS.
* Se promoverá el desarrollo de la reciente reforma constitucional estableciendo en la ley orgánica de estabilidad presupuestaria los mecanismos de participación del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se precisarán los procedimientos de distribución de los límites de déficit y deuda entre las distintas administraciones, los supuestos excepcionales, la forma y plazo de corrección de las desviaciones y las responsabilidades derivadas de sus incumplimientos.

* El proceso presupuestario del Estado tendrá en cuenta la evaluación de las políticas y programas de gasto para conseguir una reducción eficiente del gasto público estructural. Se llevará a cabo en el primer año de legislatura una revisión generalizada del gasto de forma que se puedan establecer prioridades dentro de la política general de austeridad, a fin de mantener los servicios públicos fundamentales.

* Se reforzará la estabilidad presupuestaria con el establecimiento de reglas y techos de gasto para todas las administraciones, límites estrictos y conocidos a priori al endeudamiento, y la adaptación de los ingresos de los modelos de financiación territorial al crecimiento potencial de los ingresos tributarios.

* Se llevará a cabo un plan de austeridad que comprometerá al conjunto de las administraciones, eliminará gastos superfluos y duplicidades, e introducirá incentivos a la eficiencia. Se racionalizarán y, eventualmente, se suprimirán aquellos organismos, entes públicos y entidades instrumentales cuyas funciones pueda asumir la administración sin perjuicio de la labor que desarrollen. Se fomentará una política integral de gestión del patrimonio inmobiliario y los alquileres de todas las administraciones. Se abordará la racionalización de estructuras administrativas y costes. Se reducirán el número de altos cargos, personal eventual y los gastos corrientes. Se hará un uso más eficiente de los coches oficiales.

* Se exigirá que los presupuestos de todas las administraciones distingan los gastos correspondientes a servicios públicos básicos de aquellos que no lo son. De este modo los ciudadanos tendrán un exacto conocimiento de los recursos destinados a funciones esenciales.

* Se reducirá el número de entes y organismos del sector público para asegurar una gestión más transparente y eficiente. Suprimiremos todos aquellos entes que no respondan a una racionalidad económica o administrativa, supongan merma de transparencia o de garantías jurídicas o cuya actividad pueda ser realizada por la administración con sus actuales medios.

* Se racionalizará y simplificará el sector público empresarial. Los eventuales procesos de privatización de empresas públicas que prestan servicios cuya naturaleza sea compatible con una prestación más eficiente para el ciudadano por parte del sector privado se harán con total transparencia y evaluación independiente.

* En relación a las Comunidades Autónomas, se promoverá un nuevo modelo de financiación que evite la consolidación como gasto público estructural de los ingresos coyunturales, y que tenga en cuenta la población y las circunstancias que inciden en el coste de los servicios públicos así como las exigencias de estabilidad presupuestaria.

* Se elaborará una ley de control y auditoría única para todo el sector público español, que garantice que todos los agentes del sistema de control interno actúan bajo unos estándares y reglas comunes, y unos procedimientos uniformes que impidan en el futuro la existencia de gastos ocultos. Exigiremos la elaboración de auditorías financieras, operativas y de cumplimiento a todas las corporaciones locales con más de 5.000 habitantes.

* Se potenciará la jurisdicción del Tribunal de Cuentas reforzando el deber de colaboración de los fiscalizados y de los terceros requeridos para ello. La exacta y completa rendición de cuentas será requisito para que las corporaciones locales puedan recibir ayudas y subvenciones públicas. Se simplificarán y mejorarán los procedimientos de la jurisdicción contable. Se establecerán nuevas sanciones por las infracciones de la legalidad presupuestaria.
Se dará publicidad a las recomendaciones del Tribunal de Cuentas en el portal de la transparencia.


PROGRAMAS ELECTORALES PARA EL 20-N (1): INTRODUCCIÓN Y PROGRAMA ELECTORAL DEL PSOE


En relación a otras épocas, hoy, gracias a internet, contamos con la ventaja de poder acceder fácilmente a los programas electorales de los distintos partidos, leer el detalle de sus propuestas y, a posteriori, tras los resultados de las votaciones, comprobar si los comportamientos de los partidos (sea en el gobierno o en la oposición), se ajusta a lo que han prometido en campaña. 

Aprovechando esta posibilidad, hoy vamos a hacer un breve repaso de los programas electorales que presentan los principales partidos que se presentan a nivel nacional (PSOE, PP, IU y UPyD) y vamos a contrastarlos con los análisis que hemos hecho en nuestras anteriores entradas y la identificación que hemos realizado de las principales medidas que hay que afrontar para volver a la senda de la recuperación económica. Si quieren acceder al contenido completo de los programas, pueden hacerlo a través de los siguientes enlaces: 

Partido Socialista Obrero Español (PSOE):

Partido Popular (PP):

Izquierda Unida – Los Verdes (IU-LV):

Unión, Progreso y Democaracia (UPyD):

Como hemos explicado en anteriores entradas del blog, las claves de cualquier política económica rigurosa que busque solucionar los problemas de nuestro país residen en el control del gasto público, el saneamiento del sistema financiero y la ejecución de un plan de choque que estimule la inversión empresarial y la creación de empleo. En la medida en que también hemos considerado como necesaria un cambio de mentalidad por parte de los agentes económicos, con el fin de adaptarse a las nuevas circunstancias que surgen tras las crisis económica, habrá que prestar atención a aquellas medidas que favorezcan ese cambio de mentalidad y, en consecuencia, de comportamiento. Igualmente, también vamos a resaltar todas aquellas medidas relacionadas con la innovación tecnológica y, por ello, con el crecimiento de la productividad.

Como realizar un análisis exhaustivo de cada programa electoral sería excesivamente prolijo, vamos a partir de las principales medidas que, en el terreno económico, cada uno de ellos recoge. 


1.- PSOE.- Aunque se parte de un diagnóstico general que acierta al considerar que “nuestro país está sufriendo más que otros el problema del desempleo” y que ello “es consecuencia de un modelo iniciado a mediados de los años 90, que se apoyaba en sectores de baja productividad capaces de crear muchos empleos, pero de escasa cualificación y poca estabilidad”, de forma que “el principal problema en la economía española es el escaso crecimiento de la productividad, y esto sólo se resuelve con innovación y modernización, con esfuerzos inversores y con una visión estratégica”. Igualmente, también identifica, en general, correctamente los objetivos a corto (recuperar el crecimiento económico, crear empleo, reducir el nivel de endeudamiento público y privado, conseguir un funcionamiento normal del mercado de crédito) y medio y largo plazo (mejorar la productividad de la economía española, diversificar nuestra estructura productiva, aumentar la sostenibilidad medioambiental y atender las necesidades y demandas de una población con baja natalidad y que ha visto aumentada su esperanza de vida) que son necesarios afrontar. Sin embargo, las principales medidas que se proponen no llegan a un nivel de concreción que permita pensar que con ellas se va a conseguir un cambio de modelo económico y una superación de los problemas que describe. En gran medida, porque cuando va de lo general a lo particular, el nivel de acierto de lo que se dice se reduce de forma considerable, posiblemente porque el programa está condicionado por los siete años que lleva el PSOE en el gobierno (resulta muy discutible, p. ej., cuando afirma que “España tiene un sector bancario bien regulado y prácticamente no afectado por los problemas de las hipotecas subprime… y los activos tóxicos vinculados a éstas”). Las medidas del programa socialista que presentan un mayor grado de concreción se centran en los siguientes puntos: